Unidos por los mismos intereses:

viernes, 27 de noviembre de 2009

Amicis, Edmundo de


Como no incluir en este Abecedario a Edmundo de Amicis, cuando su obra "Corazón" entró en nuestra infancia obligada por la maestra, pero que a medida que nos introducíamos en sus páginas nos encantaba con las historias de estos alumnos que vivían la vida, seguramente, como muchos niños no sólo de su Italia. Magia, relato conmovedor, nos entregó este escritor italiano... por eso compartamos de su vida.

Edmundo de Amicis (1846-1908)

Narrador y periodista italiano. Apasionado patriota, después de estudiar en un liceo de Turín se matriculó en la escuela militar de Módena.
La experiencia de soldado es la base de los frescos reunidos en 1868 en La vida militar. Visto el éxito de la obra, decidió dedicarse a la literatura y al periodismo, y, como corresponsal de La Nazione de Florencia, firmó un reportaje sobre España que se publicó en forma de libro en 1873. A este siguieron otros cinco libros de viajes (entre ellos Holanda, 1874, Marruecos, 1876 y Constantinopla, 1878), que consolidaron su popularidad.
La fama de De Amicis, está ligada a su libro : Corazón (1886). La obra está construida como un diario escolar, en el cual Enrico, muchacho turinés de tercer curso, anota los acontecimientos principales del año, entremezclados con las cartas de sus padres y con cuentos mensuales, algunos de los cuales se han hecho famosísimos (El pequeño centinela lombardo, De los Apeninos a los Andes). Son relatos patéticos y conmovedores, y en realidad todo el libro está construido para provocar la emoción y las lágrimas del joven lector. De este modo, De Amicis intentaba que su público participase de los valores morales y sociales (sentido del deber, del honor, del patriotismo, del trabajo, de la honradez) indispensables para convertir definitivamente a Italia en un país moderno. El éxito del libro fue enorme; baste decir que en dos meses y medio alcanzó 41 ediciones. En 1896 el número de ediciones llegaba ya a 197, y en el siglo XX se tradujo a cuarenta lenguas.
De Amicis trató el tema de la escuela también en otras obras, y desde distintos puntos de vista. En Novela de un maestro (1890), su mirada es amarga y desencantada; en Amor y gimnasia (1892), en cambio, el mundo de la escuela gira en torno a la fascinante figura de la señorita Pedani, atlética y dominante profesora de gimnasia, un personaje tratado con gracia e ironía.
Entre 1890 y 1891, De Amicis surgen algunos textos caracterizados por una acentuada sensibilidad social. Sobre el océano (1889), Primero de mayo, cuyo título evoca el Primero de Mayo, la jornada de 1890 en que se celebró por primera vez el día del trabajo, publicada hasta 1980.
Otros intereses del escritor quedan reflejadas en libros como El idioma gentil (1905), una defensa de las posiciones de Alessandro Manzoni sobre la cuestión de la lengua, Poesías (1881) y Retratos literarios (1881), entrevistas con personalidades del mundo literario.

martes, 10 de noviembre de 2009

Isabel Allende


En este abecedario ella primero, por algunas razones:
Su apellido comienza con A
Es chilena,
es mujer,
es de las más destacadas escritoras contemporáneas.



Algo de su vida:

Escritora chilena. Su afición por las letras vendría de su padre, cursó estudios de periodismo. Escribe obras de teatro, cuentos infantiles, cuentos y novelas. Trabaja como columnista en la prensa escrita y la televisión.
Algunos antecedentes de su vida:
Nació en Lima mientras su padre se desempeñaba como embajador de Chile en Perú. Al separarse sus padres en , su madre retornó a Chile donde de vivió hasta 1953.
Entre los años 19553 y 1958 , su familia residió en Bolivia y Beirut . De regreso a Chile en 1962 contrae matrimonio con Miguel Frías.
Trabaja en la Organización de las Naciones Unidas (FAO) (1959-1965)
Reside en Europa, especialmente en Bruscas y Suiza.
Tendrá dos hijos: Paula y Nicolás.
En 196 participa en la redacción de la Revista Paula, publica una cantidad importante de artículos colaborando además con la Revista Mampato, trabajando además en la televisión chilena.
El año 1973 estrena su obra de teatro “El embajador”.
Posterior al golpe militar, en que muere su tío el Presidente salvador Allende se autoexilia en Venezuela. En los 13 años que permanece en este país trabaja en el diario El Nacional de Caracas y en una escuela secundaria. Publica su primera obra teatral.
Ante la cercanía de la muerte de su abuelo escribe la carta que se transformaría en su primera y más conocida novela: “La casa de los espíritus”.
Sus constantes viajes terminan con su primer matrimonio, volviéndose a casar en San Francisco el año 1988.
Vuelve a Chile después del plebiscito realizado en el país, a su retorno se le distingue con la Orden al Mérito Docente y Cultural Gabriela Mistral por parte del presidente Patricio Aywin.
El dolor se presenta en su vida con la muerte de su hija Paula a la edad de 28 años. Escribe el libro “Paula”.
Reside en California.
SU OBRA:



“La Casa de los siete espejos” 1975
“La casa de los espíritus” 1982
“La gorda de porcelana” 1984
“De amor y de sombra” 1984




“Eva Luna” 1984
“Cuentos de Eva Luna” 1989
“El plan infinito” 1991

“Paula” 1994
“Afrodita” 1997
“Hija de la fortuna” 1997

“Retrato en sepia” 1999
“La ciudad de las bestias” 2002

“El reino del dragón de oro” 2003

“El bosque de los pigmeos” 2004

“El Zorro, Comienza la leyenda” 2005

“Inés del alma mía” 2006

“La suma de los días” 2007

“La isla bajo el mar” 2009

De "Cuentos de Eva Luna"

..."Tú piensas en palabras, para ti el lenguaje es un hilo inagotable que tejes como si la
vida se hiciera al contarla. Yo pienso en imágenes congeladas en una fotografía. Sin
embargo, ésta no está impresa en una placa, parece dibujada a plumilla, es un
recuerdo minucioso y perfecto, de volúmenes suaves y colores cálidos, renacentista,
como una intención captada sobre un papel granulado o una tela. Es un momento
profético, es toda nuestra existencia, todo lo vivido y lo por vivir, todas las épocas
simultáneas, sin principio ni fin. Desde cierta distancia yo miro ese dibujo, donde
también estoy yo. Soy espectador y protagonista. Estoy en la penumbra, velado por la
bruma de un cortinaje traslúcido. Sé que soy yo, pero yo soy también este que
observa desde afuera. Conozco lo que siente el hombre pintado sobre esa cama
revuelta, en una habitación de vigas oscuras y techos de catedral, donde la escena
aparece como el fragmento de una ceremonia antigua. Estoy allí contigo y también
aquí, solo, en otro tiempo de la conciencia. En el cuadro la pareja descansa después de
hacer el amor, la piel de ambos brilla húmeda. El hombre tiene los ojos cerrados, una
mano sobre su pecho y la otra sobre el muslo de ella, en íntima complicidad. Para mí
esa visión es recurrente e inmutable, nada cambia, siempre es la misma sonrisa
plácida del hombre, la misma languidez de la mujer, los mismos pliegues de las
sábanas y rincones sombríos del cuarto, siempre la luz de la lámpara roza los senos y
los pómulos de ella en el mismo ángulo y siempre el chal de seda y los cabellos
oscuros caen con igual delicadeza.
Cada vez que pienso en ti, así te veo, así nos veo, detenidos para siempre en ese
lienzo, invulnerables al deterioro de la mala memoria. Puedo recrearme largamente en esa escena, hasta sentir que entro en el espacio del cuadro y ya no soy el que observa, sino el hombre que yace junto a esa mujer. Entonces se rompe la simétrica quietud de la pintura y escucho nuestras voces muy cercanas.
-Cuéntame un cuento -te digo. -¿Cómo lo quieres? -Cuéntame un cuento que no le
hayas contado a nadie."...