Unidos por los mismos intereses:

domingo, 25 de diciembre de 2011

NOEL INDIO Gabriela Mistral

A Gilda Péndola

Madre sin aguinaldo
ni grande, ni menuda,
soñando a medianoche,
doy mi niño desnudo.

En aire de los Andes
y en el rastrojo crudo,
mi único don voy dando
a mi niño desnudo.

No hay viento de la Puna
que silbe tan agudo,
como silba llamándote
el tu niño desnudo.

Mi Dios ve toda carne,
y a mi Señor ayudo
dándole en noche santa
a mi niño desnudo.


Libro: Lagar

1 comentario:

  1. Bonita poesía ¿Qué no hará una madre por su hijo querido?

    Saludos.

    ResponderEliminar